4.5.08

El conejo.

La mayoría de la gente une la imagen de estos animales con una mirada gentil y una nariz que se mueve constantemente. El conejo ha pasado de ser un animal de granja que se destinaba puramente al consumo humano a convertirse en un miembro más de la familia en muchos hogares del mundo. Por otro lado, existe una gran variedad de razas. Las de granja son mucho mayores, las que habitualmente se consiguen como mascotas son el Conejo Holandés Enano, el Conejo de Angora, precioso y cuyo pelaje requiere cepillados regulares para que se mantenga en buenas condiciones, y el Conejo Belier, famoso por tener las orejas caídas.


Conejo Holandés Enano


Conejo de Angora


Conejo Belier




Un carácter tímido
Existe la creencia común de que los conejos y las liebres son animales temerosos. En su ámbito natural, este comportamiento viene determinado por la necesidad de supervivencia, es decir, estos animales son el principal objetivo de muchos predadores como lobos, águilas, zorros o comadrejas, por lo que mantener una actitud siempre alerta es su mejor arma. Así, ante cualquier amenaza, este animal tiene dos únicas opciones: darse a la fuga o agacharse simulando estar muerto. En el hogar, se comportan de forma similar. Si percibe ruidos estridentes o muy altos el conejo se encogerá con las orejas hacia atrás, los ojos abiertos de par en par y temblará todo su cuerpo.


Estas reacciones de seguridad les llevan a marcar el territorio que consideran suyo. En su vida casera, junto a nosotros, estos animales considerarán su refugio la jaula. Aunque son animales tranquilos, no son raros los enfrentamientos con sus congéneres por defender su espacio.


Alimentación
Los conejos son herbívoros. Su dieta se compone de diversos vegetales, con un componente fibroso importante, es decir, comen mucho forraje y poco grano. Las peculiaridades de su proceso digestivo hacen que estos adorables compañeros necesiten una dieta muy especial. Los alimentos deben contener gran cantidad de celulosa y no demasiados azúcares simples o almidón que pueden fermentar rápidamente en su lento tránsito intestinal.

Además, necesitan comer cada poco tiempo para que dicho tránsito se mantenga, por lo que ingieren pequeñas cantidades de vez en cuando y continuamente. Se ha estimado que un conejo puede ingerir alimento hasta 80 veces al día.

Existen tres componentes principales en la dieta de un conejo: el forraje seco, los alimentos concentrados y los alimentos verdes.


El forraje, fresco o seco, debería ser el componente principal de la dieta. El mejor forraje seco que se puede dar a esta mascota es un heno de buena calidad, formado por gran variedad de plantas, con un olor agradable. Asegúrate de que no esté mohoso o descolorido.

Los alimentos concentrados han de darse en cantidades mínimas por los problemas digestivos que podrían causar al animal. Formarían este grupo alimentos muy energéticos y ricos en hidratos de carbono como los cereales. Nunca debes suministrarle en una cantidad superior a 10 grs. por kg. de peso vivo del animal y día, y siempre han de darse triturados, puesto que si los ingiere enteros le darían problemas.

Los alimentos verdes pueden constituir el 45 % de la dieta, pero hay que acostumbrar poco a poco al animal. Si de golpe se le suministra una gran cantidad de los mismos, éstos le provocarán desarreglos intestinales. Además, si la mascota no está acostumbrada al alimento fresco, se debe ir aumentando todos los días poco a poco su cantidad hasta alcanzar los límites deseados. Algunos ejemplos de esta clase de comida son la alfalfa, diente de león, zanahoria, pera y manzana (peladas). También hierbas aromáticas como la salvia o la menta son válidas.


En cuanto al agua, es conveniente saber que requieren de 3 a 5 litros de agua fresca y se recomienda que el recipiente sea lo bastante pesado para que no los tiren. Por otro lado, hay que fijarse en un modelo que se adapte perfectamente al alojamiento.



El alojamiento
Pueden ser jaulas de alambre o casillas de madera (no se debe olvidar que el conejo es un roedor, así que si es de madera, ésta debe ser de buena calidad). Las primeras se adaptan para interiores, en cambio las de madera se recomiendan para exteriores.


El tamaño del alojamiento dependerá del volumen de la mascota aunque, como norma general, la correspondencia es de 0,70 metros cuadrados de alojamiento por cada 500 grs. del peso del animal elegido.


En cuanto a su ubicación, como primera medida, siempre hay que tener el alojamiento bien ventilado y hay que tener mucho cuidado con las altas temperaturas, ya que no las soportan.


Enfermedades

  • Los resfriados: Si tu conejo tiene un catarro puede deberse a una enfermedad frecuente denominada Coriza o moquillo (producida por las bacterias Pasteurella y/o Bordetella). Puede aparecer en cualquier época del año, y se manifiestan por la presencia de abundante secreción nasal y ocular, acompañada de frecuentes estornudos. Las causas que predisponen a estos problemas pueden ser los cambios bruscos de temperatura, corrientes de aire, temperaturas extremas, alimentación deficiente y falta de higiene.

    Los problemas infecciosos pueden derivar en una neumonía. Luego de 2 ó 3 días de comenzar la dolencia podemos ver al conejo refregándose la nariz en sus patas delanteras, con perdida de apetito, parece triste, tiene fiebre y el pelaje pierde brillo. A medida que transcurre el tiempo los exudados se vuelven mucosos, espesos, llegando a obstruir las narinas, lo cual es muy peligroso porque se pueden presentar episodios graves de asfixia.

    Es fundamental extremar las medidas de higiene, evitar los cambios bruscos de temperatura, y asegurarnos que se encuentra en un lugar seco y abrigado. Debemos consultar a un veterinario para la prescripción de los tratamientos y para que pueda evaluar la eventual necesidad de suplementos vitamínicos y minerales.

  • Sarna Auricular: Esta parasitosis está ocasionada por los ácaros Psoroptes communis e Chorioptes cuniculis, los cuales se encuentran localizados dentro del conducto auditivo externo.


    Es una enfermedad muy contagiosa, si tenemos más de un conejo deberemos separarlos del resto. Los primeros signos que se presentan están relacionados con una fuerte irritación de las orejas, seguida de una inflamación y de la aparición de una secreción espesa, llegando a formarse costras de color amarillo parduzco, que pueden llegar a obstruir completamente el conducto.

    Los animales se tornan inapetentes, perdiendo peso rápidamente y llegando muchas veces a la muerte si no se actúa con rapidez. Los conejos afectados inclinan la cabeza hacia la oreja enferma, buscan aliviar las molestias rascándose con sus patas delanteras. Los ácaros pueden descubrirse en los bordes de la lesión o más profundos en el conducto, cuando aún no han aparecido los síntomas.

    Para aplicar los productos acaricidas es necesario remover las costras para permitir la penetración de la droga.

  • Sarna del cuerpo: Esta enfermedad parasitaria también es muy contagiosa, y puede extenderse por todo el cuerpo del animal a diferencia de la sarna auricular que es más localizada. El ácaro cava galerías por debajo de la piel, alimentándose de la sangre del conejo. Se caracteriza por la formación de costras en la cabeza, principalmente boca, ojos, nariz, extendiéndose en los casos más graves hasta las patas y órganos genitales.

    La picadura del parásito le provoca una fuerte irritación, ocasionando la aparición de secreciones que al secarse forman costras duras de coloraciones amarillo grisáceas, la piel se presenta rugosa e hinchada, y puede llegar a perder grandes extensiones de pelo.

    Las lesiones bucales dificultan su alimentación, provocando un adelgazamiento progresivo. Si las costras están localizadas en la nariz, puede presentar serias dificultades para respirar. Los tratamientos son más eficaces cuanto más precozmente se instauren. Es importante remover las costras para que los sarnicidas tópicos aplicados puedan penetrar con más eficiencia. También hay que desinfectar a las conejeras.


Cuidados básicos
El conejo tiene que ser controlado diariamente para detectar cualquier anormalidad. Hay que asegurarse de que beba agua y coma sus alimentos. También es necesario inspeccionar sus dientes con regularidad: tienen que estar firmes, y los superiores sobrepasando a los inferiores. Asimismo, es necesario vigilar que no tengan pulgas o piojos.


Aquí queda la info de conejitos, especialmente dedicada a mi amiga Verito!!! :-P

3 comentarios:

Santiago dijo...

Ayyy, que vergüenza, mirá el tiempo que hace que no pasaba a chusmear por aca...=S
Doy fe que tener un conejito en casa es algo hermoso, no hace falta tener tanto espacio como con un perro y tiene más o menos la misma personalidad cariñosa/independiente que un gato.
Gracias Ju, la info está super completa!

camila dijo...

buenisima la pag pero necesito saber si un conejo puede ser afectado por distemper =) si me puedes responder por favor al correo green_mila@hotmail.com te lo agradeceria =)

JulieFernn dijo...

Camila, tengo entendido que el "distemper" es el moquillo, y como menciona la nota, si pueden sufrirlo.
Si tienes conejos y dudas sobre si se contagiaron, no esperes y consultale urgente a un veterinario.
Saludos!